Disfrutar del Parasailing con Amigos en la Playa

parasailing seguro

PARASAILING, ¿En qué consiste? ¿Da miedo?

El Parasailing es una actividad para todos los públicos. Parece que al subir tanta altura, cuando uno lo divisa desde lo lejos, piensa que está como en una atracción de parque de atracciones. Nada más lejos de la realidad. Subes unos 120-150 metros eso sí, pero al ir subiendo muy lentamente en ningún momento hay sensación de pánico o que vas a subir tanto.

Comenzamos explicando desde el principio, para que así quede claro paso a paso como se desarrolla la actividad.

Primeramente embarcamos en nuestros barcos Parasailing (el amarillo y blanco se llama Bienvenido y, el verde y amarillo Alegría).

Subimos con nuestro chaleco que nos proporcionan previamente bien ajustado y nos acomodan tanto el marinero, como el patrón del barco en los asientos que hay en la proa. Dicho esto vamos a aprovechar para decir que significa PROA “parte delantera del barco”, POPA “parte trasera”, BABOR “izquierda” y ESTRIBOR “derecha”.

Seguidamente nos colocan el arnés en función de nuestra complexión y nos dicen cómo vamos a ir subiendo. Dependiendo del peso, edad y condiciones meteorológicas suben un determinado número de personas u otras. Habitualmente suben 2-3 personas, pero pueden subir desde 1 hasta 6 personas (lo que viene siendo una familia entera, con abuelos incluidos).

En la popa del barco el patrón y el marinero peinan el paracaídas para abrirlo en la POPA del barco (parte trasera). El momento de la apertura es muy chulo, ya que se abre en cuestión de 5 segundos.

Llega el momento de subir, que nervios… en ese momento da un cosquilleo y un nerviosismo ante esta experiencia.

El marinero os dirige a la POPA y os indica como os debéis colocar, manos agarradas al arnés y sentado con los pies extendidos. Una vez colocados, ya estamos preparados para salir a volar.

El barco se dirige PROA al viento y comienza a acelerar. El marinero por su parte, acciona el Winch que va soltando el cabo del paracaídas y en ese momento nos vamos elevando lentamente. A medida que vamos subiendo, nos damos cuenta que no da miedo, todo lo contrario. Estamos elevándonos disfrutando de la belleza del mar y la Costa, es una sensación de tranquilidad y relajación, simplemente admiramos desde las alturas lo que tenemos ante nosotros. Estamos montados en un columpio que sube hasta las nubes. Cuando nos queremos dar cuenta, vemos el barco como si fuese un puntito y la estela que dibuja en el mar, como una línea blanca. En ese momento seguramente le diremos al compañer@, ¡hay que ver qué alto estamos!

Una vez pasado el tiempo en las alturas, llega el momento del descenso. Poco a poco vamos notando que la distancia con el barco es menor, ya que el Winch va recogiendo cabo.

Finalmente aterrizamos sobre la plataforma que tenemos en POPA, de donde despegamos. Aterrizamos sentados con las piernas extendidas, al igual que despegamos. El marinero suelta el arnés con el paracaídas y volvemos a la PROA, para que los siguientes suban al paracaídas.

“Ves cómo es una experiencia bonita, ya te lo dije, no daba miedo ninguno” “Se lo voy a decir a mis padres para que suban, les va a encantar”, “Aquí subo yo a mi abuelo y alucina”, “Vamos a organizar un día todas las amigas, y nos subimos”, “El próximo día vengo con mis hijos”. Esto son expresiones que a diario escuchamos, ya que es una actividad en la que suben desde niños, hasta ancianos.

La única recomendación que si hacemos antes de subir, a la persona que habitualmente se marea. Tomar algo para el mareo previo, ya que el paseo en el barco, si no estás acostumbrad@ puede aturdir a algunas personas.

En la embarcación pueden subir hasta 11 personas. Esta actividad al depender de las condiciones meteorológicas, de donde sople el viento, oleaje, etc

Ya has tomado nota de la experiencia, ahora solo decide el día y ven a volar con nosotros! No te defraudaremos! Estamos en el Sur de Alicante, Torrevieja, Orihuela Costa, La Zenia, Cabo Roig, Campoamor, Mil Palmeras, Las Higuericas.

Ir arriba